Industria turística caerá hasta 75%, advierte Moody’s

La capacidad de algunas empresas de la industria turística bajará más de 75 por ciento en el segundo trimestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2019, advirtió la calificadora internacional Moody’s.

La agencia estima que los efectos del coronavirus serán temporales para un sector que genera casi nueve por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

“Como fenómeno en gran medida temporal, el efecto del coronavirus en la calidad crediticia de las empresas de alojamiento calificado dependerá de qué tan bien su liquidez les permite soportar la parte más baja del ciclo económico”, detalló la compañía en un comunicado.

En 2019, las aerolíneas y empresas de alojamiento tuvieron un año complicado, con resultados más débiles que lo anticipado, lo que llevó a Moody’s a poner la calificación de Playa Resorts en Caa1 negativo, mientras que Grupo Posadas y Aeroméxico tienen una calificación B2, pero con perspectiva negativa.

La empresa añade que la demanda por boletos de avión y hospedaje sufrirá la peor parte de la caída en el tipo de cambio, relacionada con el coronavirus.

Desde el 28 de febrero, el dólar se apreció 22 por ciento y en la jornada de hoy marcó un nuevo máximo en el mercado al mayoreo al rebasar los 25 pesos por unidad.

“Las empresas de esos sectores asumirán la mayor parte de las pérdidas. Aeroméxico genera la mitad de su efectivo en dólares y alrededor de 80 por ciento de su deuda está denominada en dólares. La mayor parte de la deuda está denominada en dólares tanto para Playa como para Posadas, pero Posadas genera sólo alrededor de 30 por ciento de su efectivo en dólares”, precisa.

Además, los grupos hoteleros enfrentarán una caída en la confianza del consumidor de Estados Unidos, debido a las restricciones de viaje y la incertidumbre, factores que limitarán las llegadas de turistas de ese país.

Posadas y Playa están en una posición débil para enfrentar el daño al sentimiento del consumidor, ya que las restricciones de viaje y el sentimiento pobre del consumidor limitarán las llegadas de turistas desde los EU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *